Siguen este blog:

Translate

viernes, 7 de marzo de 2008

The Crack House

¿Hay vida en las casas de muñecas más allá de la era victoriana? La respuesta es si, y Grace Shaw lo demuestra con The Baltimore Block.

Grace recibió esta casa como regalo de Navidad. Como no sabia que hacer con ella, le preguntó a su marido, que ni corto ni perezoso, le contestó: "Una casa de crack". Dicho y hecho: Grace se puso manos a la obra y este es el resultado:



Facahada del edificio, con agente de la DEA y vagabundo incluidos. Los laterales de la fachada están llenos de graffitis.


Vista general del interior del edificio.


Vestíbulo de la casa: Todo parece muy normal.


El bar.


Salón y cocina.



Biblioteca para adultos y escena del crimen.



La habitación del fumador de crack.



La habitación de la prostituta.



Plantación de marihuana en el ático.

1 comentario:

Vicky dijo...

Me parece genial,muy original.Me ha encantado elfumadero de crack,muy conseguido.Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...